Tablón de Anuncios
¡Guten tag! Diciembre y enero en Viena, tiene temperaturas medias de 0ºC, alcanzando con facilidad mínimas de hasta -5°C. Sin embargo, cabe recalcar, el invierno aquí sólo tiene una o dos semanas muy por debajo del punto de congelación. El resto de los días, podrás disfrutar de una abundante luz solar. Sin embargo, asegúrate de abrigarte lo suficiente antes de salir, ¡los resfriados están a la vuelta de la esquina! Con frío, con esos guantes mullidos imposibilitándote de maniobrar, el abrigo pesado e indispuesto a permitirte mover con libertad, conjunto al gorro especialmente de la época y la bufanda, en aparencia llameante por el vaho de la respiración. El momento de ver esas impresionantes avenidas –porque si algo se puede decir de Viena es que es una ciudad Imperial– con sus coches de caballos y sus tranvías. En nuestra mente se mezclan imágenes de Sissi Emperatriz con las de El Tercer Hombre y su Wiener Riesenrad, la noria del Prater.
Rincón de los sueños
Reservas de CB Hoy la CB no está reservada por nadie, puedes pasar tranquilamente. ¡Adelante! y ten en cuenta las normas de cb que hemos establecido para todos los usuarios, sin excepción.


Anuncios Administrativos
El grupo de Realeza esta limitado a Pj's Canon.

¿No sabes donde o como rolear? Tranquilo. El punto de encuentro o reunión de todas las historias es Viena pero encontrarás subforos de los Continentes en donde podrás rolear según tu historia o nacionalidad.


NovedadesTodas las imágenes aquí abajo son las últimas novedades del foro. Cada vez que cambie la imagen de estos cuadros pequeños, es porque hay una nueva actualización.
Clikea!
Cenicienta
MP / PERFIL
Créditos
Este skin y tablon han sido diseñado por Fanatica_77 para Source Code, por lo tanto esta prohibido copiar de cualquier forma o distribuir los códigos. Se original di no a la copia.

Como si no te conociera || Privado.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Como si no te conociera || Privado.

Mensaje por Elsa Arrendelle el Miér Mar 05, 2014 5:27 am


Como si no te conociera




04/03/14 + 14:26 + Restauran + Con Anna

Cuando Olaf había comentado lo de un viaje de “negocios” me negué a acompañarlo, pero como siempre, él terminaba teniendo razón, como la próxima reina no podía dejar todo en manos del personal que me asistía, era bueno que al menos una vez me dejase ver frente a los que eran unos de nuestros mayores socios mercaderes, y aunque sabía que él tenía la razón, aun así no me parecía una buena idea el salir del palacio, de mi refugio y de mi país, desde de lo ocurrido con Anna prácticamente me encerré dentro del palacio y pocas veces salía a la ciudad, no hablemos de viajes largos, me mantenía lo suficientemente lejos de todos para evitar dañar a alguien, porque aunque todos los que conocían lo que paso decía que había sido solo un “accidente” yo no dejaba de culparme de lo ocurrido, mi pequeña hermana casi moría en aquel entonces y la responsable fui yo, eso nadie podría cambiarlo.

Todo estará bien majestad, vayan tranquilas – escuche decir al anciano hombre que intentaba tranquilizarme, él era el hombre en el que mi padre confió más y por ende yo confiaba en él, había estado por muchos años cuidando de la familia real – lo se… confió en todos ustedes, aun así solo serán un par de días pero si pasa cualquier cosa comuníquense de inmediato – hable con el tono de voz más tranquilo que pude usar, no quería mostrarme nerviosa frente a ellos, aunque lo estaba, estaba asustada de salir del palacio, asusta de viajar a otro país y al mismo tiempo emocionada, porque al fin, aunque fuera solo por un poco tiempo podría sentir un poco de libertad. Olaf termino de subir el equipaje al auto y partimos rumbo a nuestro destino, sería un viaje en auto solo hasta el aeropuerto y después un vuelo en avión que esperaba no durara demasiado.

Anna no había parado de ir de un lado a otro desde el momento en que Olaf le había dicho que podía venir con nosotros, según mi buen amigo era bueno que nos vieran juntas, mostrando que somos “unidas” como hermanas. Me recargue en el espaldar del asiento cerrando un poco mis ojos, con mi rostro en dirección al cristal, quería evitar hacer conversación con mi hermanita, aunque por suerte ella iba tan emocionada que no paraba de hablar de todo lo que conocería y los lugares que vería, una sonrisa se curvo en mis labios tan solo de escucharla, tan viva y llena de energía.


******************


Cuando llegamos a Viena fuimos directo al hotel a dejar nuestro equipaje, tenía la esperanza de poderme quedar en la habitación hasta que fuera la reunión, pero mi hermana y Olaf tenían mejores planes, así que apenas dejamos las cosas y nos cambiamos de ropa salimos a recorrer las calles cercanas – no todos los días visitas Viena, así que ya, relájate – Olaf caminaba justo a mí con una sonrisa en los labios, intentando que mi expresión de disgusto cambiara – no tengo tiempo de relajarme, lo sabes – comente con tono serio, mirándolo de reojo – no quieres… que es diferente, disfruta un poco, por hoy olvídate de todo y solo piensa en ti, de acuerdo? – continuó sin borrar la sonrisa en sus labios, rodee mis ojos y dejando ir un suspiro asentí, quizás no era tan malo que por un día me sintiera libre, de todo.

Pasamos un buen rato caminando y mirando tiendas, cuando ya era un poco más tarde decidimos ir a comer, entramos en un restaurant que estaba cerca de donde paseábamos, mi expresión continuaba un poco seria y distante, pero internamente me sentía menos prisionera y un poco más feliz, sobre todo al ver el rostro de Anna, tan radiante y lleno de felicidad, a ella también la estaba condenando a mi encierro, después del accidente nuestros padres no nos permitieron ir más allá del palacio, y al fallecer ellos, yo continué tomando esa regla al pie de la letra, ni siquiera Anna podía salir demasiado lejos. Estábamos comiendo los tres cuando el móvil de Olaf sonó y se apartó de la mesa, un minuto después volvió y se disculpó, diciendo algo sobre un pequeño percance con la reunión que teníamos programada para mañana y además nos pidió que lo esperáramos en ese lugar, acepte no muy convencida con la idea y él se marchó.

Cuanto había pasado desde que se fue?, habíamos terminado de comer hacía ya tiempo y Olaf no parecía volver, mire en el reloj que tenía el móvil que él me había regalado meses atrás, me puse de pie y me aleje de la mesa – Olaf?, tardaras más aun? – pregunte en cuanto tomo la llamada – lo siento, las cosas se complicaron un poco, porque no pasean las dos, deje todo pagado en el restaurant – escuche su voz al otro lado de la línea y mire en dirección a la mesa, donde Anna aun esperaba – no me hagas esto… tu sabes – comencé a decir intentando negarme – vamos Elsa, solo esta vez… solo hoy, no va a pasar nada si estas un par de horas con ella – escuche su voz tranquila y solo deje ir un suspiro, termine la llamada y volví a la mesa – Anna, vamos… Olaf no podrá llegar, podemos ir y ver tiendas, si quieres? – dije intentando estar tranquila, de pie frente a ella, quizás Olaf tenía razón, supongo que no tenía nada de malo al menos intentar, después de todo, somos hermanas, aunque yo me comporte como si no la conociera.


Elsa Arrendelle
Habitante de otro país
Habitante de otro país


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.